ABRIR LOS OJOS AL POLIAMOR

ABRIR LOS OJOS AL POLIAMOR

¿Podemos amar a varias personas al mismo tiempo? Personalmente considero que es una pregunta con una respuesta fácil y simple: sí. Socialmente, la cuestión de manifestar que se ama a más de una persona en un mismo momento de la vida, provoca que muchas mentes tergiversen la esencia de esta forma de amar. Porque existe esta posibilidad, amar de esta manera es una realidad. Es necesario abrir los ojos al Poliamor.


No nos engañemos, muchos y muchas hemos tenido la suerte (para otros y otras “la desgracia”) de amar, en el sentido estricto de la palabra, a más de una persona, es algo que no se puede controlar, creo que nadie tiene el súper poder de escoger de quien sí y de quien no enamorarse… A no ser que nos esforcemos concienzudamente por elegir a una persona y eliminar a las demás.

¿Alguien se plantea mantener una relación amorosa con más de una persona, sin sentirse culpable e infiel? Si lo has hecho… ¿Te han etiquetado de infiel, de mala persona? Es probable que sí. Es irónico tildar a una persona de “mala gente” por sentir amor hacia otras personas. Pero nuestra sociedad funciona así.

En nuestra sociedad reina la monogamia, el amor romántico, la naranja dividida en dos mitades que están destinadas a encontrarse para vivir juntas felizmente comiendo perdices, teniendo descendencia, hijos e hijas que también nacerán con media parte de su ser y que reiniciarán el ciclo del amor en pareja. ¡Oye!, ninguna forma de entender el amor es criticable (siempre que haya respeto, obviamente), pero, ¿de verdad que sólo existe la opción de amar y mantener una relación amorosa con una única persona? ¿Solamente existen las relaciones de pareja? Y lo más importante, ¿la “pareja” es la única forma de relación natural y correcta?… ¿Es natural?

Supongamos que una mujer “A” mantiene una relación amorosa estable con un hombre “B” desde hace 3 años. A nuestra pareja “AB” las cosas les va de maravilla, no se imaginan la una sin el otro y viceversa, y, de repente, “A” conoce a un hombre “C” en un concierto, quedan para tomar un helado, hablan durante horas y se enamora de él, quiere mantener una relación con él más allá de la amistad porque realmente está empezando a amar a “C”… ¿Debe “A” renunciar a “C” porque “B” lleva más tiempo en su vida? ¿Debe “A” renunciar a “B” porque ha aparecido “C” en su vida? ¿Por qué no puede existir la posibilidad de estar felizmente con ambos? ¿Por qué no la fórmula “B-A-C”? A mi me gustaría que nuestra protagonista pudiera mantener en su vida a dos personas que le aportan felicidad.

Bien, pues la sociedad llamaría a esta mujer, entre otras cosas, “viciosa”, “caprichosa”, “infiel”, “rompecorazones”, “puta”, y un largo etcétera. Si fuera hombre (teniendo en cuenta la cuestión de género, que ya sabemos que en estos temas la mujer se encuentra en una posición más vulnerable), que no cunda el pánico, también sería tachado con adjetivos similares.

¿Para qué tanta historieta? Bien, porque quiero presentar el POLIAMOR, una forma de entender las relaciones amorosas que cobra y cobrará más fuerza con el tiempo. El poliamor no es un invento del ser humano para hacer “aceptable” la “poligamia”, no es poligamia, el poliamor es el nombre que se le da a las circunstancias totalmente naturales e intrínsecamente humanas en las que se encuentran, y en la que todo el mundo se puede encontrar, las personas que en algún momento de su vida aman a más de una persona al mismo tiempo, y que se niegan a renunciar al amor de alguna de ellas.

 

Fuente: poliamormadrid.org

 

“el POLIAMOR, una forma de entender las relaciones amorosas que cobra y cobrará más fuerza con el tiempo”

 

 

El poliamor, en primer lugar, es sinceridad y honestidad, es decir, no es aceptable ocultar a las personas que se aman, que se ama a otra persona distinta a ellas, la persona que decide practicar el poliamor ante todo tiene que ir con la verdad por delante e informar a esas personas de cuales son sus circunstancias, que no quiere renunciar a nadie. Las personas con la que se mantiene la relación amorosa deben tener conocimiento de la situación, y libremente aceptar si seguir o no con la relación, porque de desconfianza o celos no va el asunto.

Por otro lado, concibiendo la posibilidad del poliamor, debemos entender que, como en otras opciones y circunstancias, no todas las relaciones son iguales, no somos los y las mismas con una persona u otra, las relaciones son distintas porque las personas somos distintas, y el amor también es distinto, aunque con la misma intensidad. Me explico, una persona que mantiene varias relaciones amorosas puede estar con una persona con la que comparte determinadas vivencias, distintas a las que comparte con otra de sus relaciones, con alguien puede que no se mantengan relaciones sexuales, y con otro alguien puede que nunca se vaya al cine o al teatro, pero sí que haya sexo…El poliamor no se trata de mantener relaciones amorosas románticas e idénticas, el poliamor es amar a varias personas con sus diferencias.

Así mismo, el poliamor nos ofrece toda la libertad del mundo, otorga la posibilidad de mantener relaciones con hombres y mujeres a la vez, o personas transexuales, transgénero, homosexuales, bisexuales, heterosexuales… Todas las posibilidades de ser, sentir y amar son válidas, lo importante es amar, amar bien y con honestidad, respeto y de forma libre. Además, una persona puede mantener dos relaciones amorosas, y no necesariamente esas dos personas tienen que mantener una relación amorosa entre sí, esas personas fuera de ese núcleo pueden así mismo mantener otras relaciones, y todas las personas son igualmente importantes y necesarias.

Aunque hay que señalar que, mantener una relación poliamorosa, no significa que durante toda nuestra vida tengamos que mantener relaciones de este tipo. El poliamor es una circunstancia, una forma de vivir nuestro ser en un momento de nuestra vida: en esos instantes amas a más de una persona, pero como en cualquier relación el amor puede desaparecer y romperse dicha relación; no todo es para siempre. Hoy puedo amar a una persona, el mes que viene puedo estar enamorada de dos, y el año que viene una de esas relaciones puede terminar y seguir solamente con una.

El poliamor significa no renunciar a las personas, dar rienda suelta y libertad al amor, vivir la diversidad, no castigarse a uno mismo porque la sociedad quiera que pasemos por sus filtros románticos. El poliamor es simplemente SER lo que en cada momento queremos ser.

Ahora bien, parece que esta forma de pensar aun queda lejos del concepto de normalidad… Reivindicamos el amor como el sentimiento más puro, y sin embargo la sociedad se limita a darnos los moldes que den una forma “normal” (a mi parecer dañinas muchas veces) a nuestras relaciones amorosas.

Si sentís curiosidad, si os abéis sentido identificados/as, si queréis saber más sobre este abanico de posibilidades, os recomiendo que le echéis un vistazo a la página web de “Poliamor Madrid” donde encontraréis más información y eventos muy interesantes.

Ojalá muy pronto un “AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS”, pero de verdad.

The following two tabs change content below.

Aida Carretón Alfonso

Latest posts by Aida Carretón Alfonso (see all)

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: