Analizamos ‘Passengers’, una película que te hará reflexionar

Analizamos ‘Passengers’, una película que te hará reflexionar

Desde que anunciaron su tráiler por televisión e Internet quise ver esta película, tenía algo que me llamaba la atención. Su temática futurista, ambientada en una nave espacial, algo de parecido con Gravity –que tanto éxito tuvo en la gran pantalla-, sus actores…, en fin, tenía ganas de ver la película.

Así que fui con mi novia al cine, compré unas palomitas y a disfrutar de esta película que tanto prometía.

Al principio la película crea tensión, se trata de una nave espacial que va en dirección a un nuevo planeta para colonizarlo. Hasta ahí todo bien. De repente, algo falla y uno de sus tripulantes sufre un aparatoso accidente y termina despierto muchos años antes de que terminase su hibernación. Cabe recalcar que es un viejo interestelar, por lo cual, tienen a los tripulantes hibernando en cápsulas que posteriormente serán despertados meses antes de su llegada al nuevo mundo. Posteriormente, sucederán diversos acontecimiento –que no puedo decir para no haceros un spoiler y fastidiaros la película-.

La película tiene como actores a caras conocidas como Jennifer Lawrance y Chris Pratt, ambos actores hacen un buen papel en la película, hay una buena recreación y buenos efectos especiales.

La inmensidad del universo y la soledad.

La obra del director Morten Tyldum te hace reflexionar lo solo que podemos estar en el Universo, como la soledad conlleva a la locura y a tomar decisiones precipitadas y como hay que trabajar en equipo para poder superar ciertas pruebas del destino. Lleva al espectador a otra dimensión, replanteándose qué haría en ciertas circunstancias de la película o cómo reaccionaría al saber que su cápsula ha fallado y se ha despertado 80 años antes de llegar al destino, que está solo en una nave inmensa y que no tiene como comunicarse con alguien, que los mensajes que envíes a la Tierra llegan años en llegar y el doble en recibir respuesta de este, etc.

Fuente: Sony Pictures

El final es la única cosa que medianamente me decepciona: parece ser que tiene un final abierto puesto que no se sabe nada de los protagonistas y no hay una “despedida” por parte de ellos delante del público –ya veréis por qué-, aun así, es un final pasable.

 

NOTA

La nota que le doy es de un 8,5 sobre 10. Se trata de una película entretenida que dura casi 2 horas y te mantiene en vilo hasta el último momento y te hace reflexionar, eso es lo bueno. Lo malo: el final no es del todo acertado, deja la posibilidad a muchos finales posibles y eso el espectador no lo perdona. ¿Quizás una segunda parte? No lo creo.

 

 

The following two tabs change content below.

Santiago Sánchez

Director de La Séptima Entrevista.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: