La preocupación de Messi ante el rendimiento de un seleccionado que llega a Rusia con el ala incendiada

La preocupación de Messi ante el rendimiento de un seleccionado que llega a Rusia con el ala incendiada

¿Anarquía en el otro reino de Messi?

Lionel Messi se prepara para disputar el torneo más importante de su vida, y posiblemente la última chance de ganar el mundial. Radiografía de un equipo que no encuentra el norte ni el sur.

 

Al Seleccionado argentino le pasó un ‘Tsunami’ por encima. La cruel y humillante derrota por 6-1 ante España, llenó de incertidumbre el tramo final hacia el mundial de Rusia. Pudo haber perdido por más goles. La imagen de un Messi buscando una explicación ante semejante acto, es el fiel reflejo de un seleccionado argentino impotente. Esta generación tiene una media que pasa los 30 años y eso es demasiado para un equipo con ambiciones de llegar lejos. Y se reflejó en las falencias defensivas del último partido que quedaron muy expuestas, cuando Bustos, Otamendi y Mascherano, quedaron a medio camino en los “mano a mano” con los delanteros españoles, que no tuvieron piedad ante semejantes distracciones.

Jorge Sampaoli se muestra más desorientado que nunca. No logra encajar las piezas de un complicado jeroglífico que no puede descifrar. Obstinado en una idea, sin el tiempo suficiente para llevarla a cabo, se ahoga en un mar de dudas sin respuestas la vista. La prensa y parte de la sociedad Argentina, piden la cabeza del técnico. Con la goleada consumada Sampaoli terminó de redondear muchas dudas que le daban vueltas, como por ejemplo que Mascherano no tiene el nivel para ser titular, dejar de insistir con la línea de tres defensores, y descartar definitivamente de la lista a Mauro Icardi y Rogelio Funes Mori.

Lionel Messi sacó a flote su liderazgo cuando bajo del palco y recibió al muy golpeado plantel en el vestuario con un: “Levanten la cabeza. Esto lo vamos a sacar adelante juntos”. Muchos sectores lo colocan en el ojo de la tormenta, se lo acusa de ser el “dueño de la selección”. Sampaoli en una conferencia, tuvo un ataque “Sincericida” cuando lo dijo sin el menor pudor. Este va a ser el último mundial para los históricos: Mascherano, Romero, Dimaria, Biglia y hasta se especula con qué si Messi no gana el mundial, se retira de la selección. Por eso Rusia 2018, va ser el torno más importante de la carrera de Messi. Se juega a todo o nada.

El problema del seleccionado es estructural, viene desde la muerte del ‘todopoderoso’ Julio Humberto Grondona. Con la muerte del caudillo, estallaron las internas en La AFA (Asociación del futbol argentino) donde entre interinatos y comisiones eligieron a Claudio ‘Chiqui’ Tapia, un dirigente del mundo del futbol de ascenso. Tapia es además yerno del poderoso Sindicalista Argentino: Hugo Moyano, quien ocupa una de las vicepresidencias de la AFA. La otra vicepresidencia de AFA, la ocupa un hombre- Daniel Angelici- cercano al Presidente Mauricio Macri. Se dice que Macri y Moyano se repartieron la AFA. La lucha por el poder en la AFA, le trajo consecuencias nefastas al seleccionado argentino.

Desde el 2014 hasta la fecha, el equipo argentino atravesó por todo tipo de situaciones extremas a nivel emocional: Estuvo a punto de ganar el mundial de Brasil en el 2014, Perdió dos finales seguidas con Chile y tambaleó con quedarse afuera del mundial de Rusia. Si logra explotar la virtud de la experiencia emocional, puede trasformase en un equipo peligroso. En los últimos cuarenta años cuando el seleccionado argentino llegó mal a un mundial, cambio el “chip” y luego avanzó lejos. Como buen equipo grande, se hace desde las malas.

Más allá de la dura derrota, ciertos sectores como los campeones de los mundiales del 78 y 86, ven la dura derrota como una gran lección a tiempo.

The following two tabs change content below.

Ignacio Eduardo Bustos

Latest posts by Ignacio Eduardo Bustos (see all)

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: