Belgian soldiers and a police officer patrol in central Brussels, November 21, 2015, after security was tightened in Belgium following the fatal attacks in Paris. Belgium raised the alert status for its capital Brussels to the highest level on Saturday, shutting the metro and warning the public to avoid crowds because of a "serious and imminent" threat of an attack.  REUTERS/Youssef Boudlal

Belgian soldiers and a police officer patrol in central Brussels, November 21, 2015, after security was tightened in Belgium following the fatal attacks in Paris. Belgium raised the alert status for its capital Brussels to the highest level on Saturday, shutting the metro and warning the public to avoid crowds because of a "serious and imminent" threat of an attack. REUTERS/Youssef Boudlal

Bruselas paralizada ante la amenaza terrorista

La capital belga ha amanecido este lunes por tercer día consecutivo en alerta máxima por riesgo de atentado. EL Gobierno del país decidió ayer prolongar al menos un día más las medidas de seguridad extraordinarias.

La imagen de Bruselas hoy es una continuación del fin de semana. Calles vacías, transportes parados, monumentos y museos cerrados, espectáculos anulados, universidades y colegios cerrados. Tanto los ciudadanos como turistas han preferido reducir sus desplazamientos y permanecer en casa.

Efectivos militares peinan las calles de la ciudad tras el arresto de 16 personas. Fruto de la operación antiterrrorista que tiene como objetivo detener a Salah Abdeslman. Las autoridades belgas mantienen el nivel de alerta máxima en la ciudad, nivel 4, mientras que en el resto del país se mantiene el nivel 3.

La hipótesis principal es que Salah Abdeslman habría permanecido escondido en Bruselas desde el 13-N. Aunque la policía belga prefiere mantener silencio y cautela mientras continúe activa la operación. Aparte de conocer el paradero de Abdeslman la operación antiterrorista tiene como objetivo encontrar a varias personas que podrían estar planeando un atentado similar al de París.

El primer ministro belga, Charles Michel, reconoció ayer que estas medidas tan restrictivas puestas en marcha en la ciudad “complican la vida económica y profesional de los ciudadanos”.

Muchas empresas han recomendado a sus trabajadores que realicen sus tareas desde casa, mientras que el Gobierno recomienda disminuir los grandes eventos con mucha gente en la medida de lo posible.

“Mantén la calma y tuitea un gato”

La colaboración ciudadana en una operación de este calibre es fundamental. Ante la petición de las autoridades de no dar información sobre los movimientos policiales en las redes, la respuesta de la población ha sido llenar sus cuentas de imágenes de gatos.

En la red social Twitter se colgaban fotos de barreras policiales, agentes vigilantes, calles cortadas… Una iniciativa a la que se unían los medios de comunicación a través de la red social. Por ello, la policía tanto a los ciudadanos comos a los medios pidieron que se dejará de informar y dar detalles de las acciones policiales. De pronto la red se llenó de gatos.

Cualquier tuit que se buscase sobre lo que estaba sucediendo en Bruselas iba acompañado de una foto o un vídeo de gatos.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: