Fuente: pullitzercenter.org

Fuente: pullitzercenter.org

El “Chaupadi” o castigo de las mujeres nepalíes

El Chaupadi es una tradición extendida por el oeste de Nepal, que consiste en que las mujeres son desterradas de su hogar una vez al mes, durante los días que dura la menstruación. La cultura de este país considera que las mujeres son impuras durante este período de tiempo y, por lo tanto, no pueden permanecer en sus casas.

Pero esta macabra tradición va más allá. Durante el destierro de estas mujeres, no les está permitido llevar mantas o abrigos con las que resguardarse del frío, tan solo un objeto similar a una alfombra. La duración del castigo es de entre cuatro y once jornadas, en función de la duración de la menstruación en cada una de ellas, aunque también se les aplica a mujeres que acaban de dar a luz, llevando a un nivel máximo la crueldad de esta práctica. Durante este tiempo, las mujeres son marginadas, ya que no pueden consumir alimentos ricos en nutrientes como la carne, la leche o el yogurt, debido al temor existente de que esos alimentos no puedan volver a comerse. Tampoco pueden asearse o tocar a los hombres.

La leyenda del Chaupadi cuenta que si una mujer durante este período toca un árbol, el árbol nunca volverá a dar fruto; si una mujer toca a un hombre, este contraerá una grave enfermedad; o si una mujer toma leche, la vaca nunca volverá a darla.

Fuente: Reuters

Fuente: Reuters

El Chaupadi se ha cobrado varias víctimas mortales en el Nepal. La última fue una niña de 15 años, Roshani Tiruwa, que murió asfixiada por la mala combustión de una hoguera con la que intentó combatir el frío, acabando así con su vida en la cabaña donde pasaba el destierro.

Estas y otras delirantes tradiciones que se siguen practicando en algunos países, están basadas en su mayoría en las supersticiones o la creencia en dioses. La religión sigue siendo uno de los motivos principales por los que se sigue practicando y no se paran atrocidades como el Chaupadi, si bien es cierto que en la mayoría de estas tradiciones la mujer es la gran castigada, mientras que los hombres son, en muchos casos, los causantes del castigo.

Esta práctica nepalí fue condenada en 2005 por el Tribunal Supremo del Nepal, y dejó de practicarse en muchas localizaciones donde estaba extendida, pero como vemos, hay regiones que se resisten a eliminarla de su cultura. Naciones Unidas también se ha puesto a trabajar para estudiar y erradicar este terrible castigo para las mujeres, pero aún queda mucho camino por recorrer.

 

 

The following two tabs change content below.

Ana Belén Ramos

Estudiante de tercer año de Periodismo y Comunicación Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos de Fuenlabrada (Madrid).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: