El debate de la decepción

El debate de la decepción

Para los espectadores del debate “Cara a Cara” entre Mariano Rajoy (candidato del PP y actual presidente del gobierno) y Pedro Sánchez (PSOE, líder de una oposición cada vez menos clara*) se aleja mucho de poder llamarse debate.

Independientemente de la ideología política del observador, salta a la vista la falta de profesionalidad a la hora de llevar una dinámica conversacional adecuada , al igual que la falta de relajación y auto-control de los candidatos. Desde un inicio se ha visto un ambiente en creciente tensión, agresivo incluso,  donde el respeto al turno de palabra ha brillado por su ausencia, al igual que la presentación de las tan reclamadas “propuestas claras y concisas”.

En su lugar, la calidad del debate se ha basado en ataques personales mutuos ( con burla y mofa incluso ), alguna que otra subida de tono por perder los nervios y un molesto musical a dúo cuando ambos candidatos hablaban a la vez, como no, sin escucharse.

Lejos de ser un debate aclaratorio para indecisos que no se sienten afines a las nuevas fuerzas emergentes, las propuestas de ambos candidatos deben haber creado más confusión  electoral  que al inicio, dejando una sensación de incertidumbre al apagar el televisor. Y es que, en una batalla dialéctica que se esperaba fuera para debatir temas político-sociales de interés para la ciudadanía, la política se ha convertido más bien la excusa para poder discutir y ultrajarse mutuamente.

Como conclusión,  el debate de esta noche ha resultado sucio y poco estructurado, falto de claridad, ausente de serenidad y algo infantil. En consecuencia, confuso y turbio. ¿El ganador? Cada persona tiene su opinión, pero probablemente muchos coincidirán en que en el esperado “Cara a Cara” han perdido los dos.

¡ Y tú más !

¡ Y tú más !

 

 

* Esta afirmación es consecuencia de los resultados de las nuevas encuestas de intencionalidad de voto que se están realizando, donde parece ser que Ciudadanos podría pasar a ser el principal partido de la oposición.

Aclaración: este artículo es una crítica de opinión donde se ha tratado de mantener la neutralidad, analizando estrictamente los métodos de debate y sin buscar ofender a militantes o afiliados a los partidos implicados.

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: