OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Es el AVE rentable?

Hace unas semanas la ministra de Fomento se descolgó en una rueda de prensa con la declaración de que el AVE es una inversión sumamente rentable y que debido a ello se planteaban el incremento en el número de kilómetros construidos. Como pasa una vez sí y otra también en las declaraciones públicas de nuestros responsables políticos, no dio ningún dato que reforzara y avalara su comentario y lo que es peor de todo, los periodistas allí reunidos tampoco se lo solicitaron (este es el nivel del periodismo en España).

En este artículo vamos a demostrar cómo el AVE no es rentable ni financiera ni socialmente. Para ello nos vamos a basar en el estudio de FEDEA publicado hace escasas fechas: Contabilidad Financiera y Social de la Alta Velocidad en España por Ofelia Betancor y Gerard Llobet.

Para comenzar diremos que España, con los 1308 kms en construcción y otros 1702 planificados se convertirá en el tercer país del mundo en kms de AVE, sólo superado por China y Japón. Una barbaridad se mire por donde se mire. La red de alta velocidad supone anualmente un coste de 40.000 millones de euros y se calcula que las obras ya programadas supondrán unos 12.000 millones adicionales. Conviene apuntar que en este 2015 la inversión en alta velocidad representará el 45% del presupuesto total del Ministerio de Fomento, llegando el AVE a seis nuevas capitales de provincia. La idoneidad de la inversión en alta velocidad se ha venido cuestionando no sólo en el caso español sino europeo, sirva como ejemplo el informe del Tribunal de Cuentas de Francia que en 2014 desaconsejaba extender la red de alta velocidad al considerar que la demanda sería mucho menor de la estimada.

Vayamos a los datos del AVE en España.  Se estima que para una línea de 500 kms la demanda debería superar los 10 millones de pasajeros el primer año operativo (estudio de De Rus, 2012), con el objeto de que la inversión fuera rentable para el país. Por otro lado, los ingresos de todos los corredores están muy lejos de cubrir los costes de la infraestructura.  En el caso del AVE Madrid-Barcelona, sólo se cubre el 46% de los costes de cosntrucción. Bien cierto es que ya han sido generados estos costes, así que para esta línea de AVE los ingresos obtenidos por la venta de billetes cubren los costes de funcionamiento.

Si observamos el resultado financiero del AVE Madrid-Andalucía, podemos irnos directamente a un puente y tirarnos. En este caso, los beneficios de explotación únicamente cubren el 11% de los costes de producción. Y para el caso del AVE Madrid-Levante observaremos que los ingresos netos generados por esta línea sólo cubren el 10% de los costes de la inversión realizada.

Después de estos datos, le preguntaría a la ministra de Fomento de dónde se saca que el AVE es una inversión rentable. Quizá es que nos equivocamos todos y no está hablando de rentabilidad financiera ni social, sino rentabilidad puramente electoral, en cuyo caso, me callo, puesto que es obvio que llevar el AVE a las capitales de provincia genera votos. Entonces sí que tiene razón la ministra.

Del estudio se desprende que desde el punto de vista financiero el AVE no es rentable bajo ningún concepto, como consecuencia de la elevada inversión requerida. A su vez, lo que es de destacar es el hecho de que los ingresos generados por las líneas de AVE compensan los costes de mantenimiento anuales, por lo que si consideramos los costes de construcción como costes hundidos entonces el AVE es rentable, pero claro, supone no tener en cuenta estos costes, y, obviamente hay que tenerlos en consideración, ya que salen del bolsillo de los contribuyentes.

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: