Historias incorpóreas de Londres

Historias incorpóreas de Londres

Leyendo el titular de este artículo a más de uno se le habrá ocurrido establecer una relación entre éste y las buenas intenciones y etéreas promesas de tantos y tantos políticos, no sólo los londinenses. Pero, no, tampoco en esta ocasión voy a entrar en el tema tan manido y aburrido de la política. Además, ¿qué puedo aportar yo que no sepa cualquier mortal que no viva en un guindo? No, mi intención en este artículo es hablar de un tema mucho más serio: de fantasmas y casas encantadas en Londres. Fantasmas aristocráticos y de alta alcurnia, nada que ver con esos pelagatos de carne y hueso que nos vamos encontrando de vez en cuando a lo largo de nuestra vida. Y para hablar de fantasmas con propiedad qué mejor que indagar en las historias y leyendas que desde hace siglos están presentes en el acervo popular londinense.

Un fantasma sin cabeza en las profundidades del lago.
Comencemos nuestro paseo por uno de los lugares más frecuentados de West End de Londres, área urbana de Londres incluida en la ciudad de Westminster (uno de los 32 distritos de Londres), y parcialmente en el London Borough of Camden. Nos dirigimos a Royal Park, donde nos deslizamos sobre un pequeño puente que cruza las aguas oscuras de un lago espeluznante. El lago embrujado en St James’s Park. Nos llevaremos una sorpresa cuando el guía nos informe de que se trata de un lago. A partir de ese momento seguramente no le quitaremos ojo a sus aguas negras, no sea que el temido fantasma sin cabeza decida elevarse repentinamente de sus profundidades heladas y tengamos que salir corriendo del parque, tal como ha venido sucediendo desde hace doscientos años.

Es conocido que una mujer sin cabeza se ve a veces en esos lares. Ella se levanta lentamente de las oscuras y onduladas aguas y comienza a desplazarse lentamente a través de la superficie del lago. Llega a tierra firme y entonces… inicia una frenética carrera, agitando los brazos violentamente sobre ella. Los espectadores presentes quedan petrificados mientras contemplan anonadados como la figura sin cabeza se precipita hacia los arbustos y desaparece repentinamente. Se piensa que este desnortado fantasma fue en vida la esposa de un sargento de la guardia que la asesinó en la década de 1780. Después de haber cortado su cabeza, la enterró en un lugar secreto antes de arrojar su cuerpo al lago, que por aquel entonces era poco más que una extensión de terreno pantanoso. Desde ese día fatídico el personaje no ceja su búsqueda en vano para encontrar para la cabeza que le falta.

En todo caso, si visitas el lugar y el fantasma sin cabeza, faltando a la costumbre, no tuviera a bien hacer acto de presencia no caigas en el desánimo pues St James´s Park está rodeado de tres palacios reales: el Palacio de Westminster, conocido hoy como Las Casas del Parlamento, el Palacio de St James, de estilo Tudor y el Palacio de Buckingham, actual residencia de la monarquía británica desde 1837, y seguramente la mera contemplación de estos tres palacios te parecerá una magnífica alternativa.

12. Fantasmas en Londres 1

Una extraña presencia en Clarence House.
Mira a través de las puertas de la casa. Construida en 1825 por el Duque de Clarence, quien luego se convertiría en el Rey Guillermo IV, Clarence House es hoy la casa londinense del Príncipe Carlos y de su esposa Camila. Durante la Segunda Guerra Mundial, el edificio albergaba las oficinas del Departamento de Relaciones Exteriores de la Cruz Roja Británica.
En su libro “Casas Reales EncantadasJoan Forman habla de una empleada, Sonia Marsh, que estaba trabajando sola en el vasto edificio un sábado por la tarde cuando tuvo la incómoda sensación de que alguien la estaba mirando. En medio de la oscuridad, vio una masa de color grisáceo llena de humo, de forma triangular que venía hacia ella en un movimiento de bamboleo. Petrificada, se levantó de un salto, cogió su abrigo y salió corriendo del edificio en una tarde fría y sombría de octubre. Cuando el lunes por la mañana, le contó a un colega de su experiencia, la mujer comentó: “Era probablemente el viejo Duque de Connaught, Arthur, tercer hijo de la Reina Victoria, vivió en Clarence House a partir de 1900 hasta su muerte en 1942. Al parecer, sin embargo, su fantasma vaga por los pasillos y habitaciones de su casa de Londres aún varios años después.

El siniestro árbol de la muerte en Green Park.
Aunque es bien sabido que un siniestro “árbol de la muerte” brota desde el césped sagrado de Green Park -todos los libros de fantasmas de los últimos cien años lo han mencionado- nadie sabe a ciencia cierta exactamente de qué árbol se trata. Claro, que hay quienes se apuntan a un árbol en particular, y aseguran en voz baja y sombríos que ese es el árbol en cuyas ramas los pájaros nunca cantan.

12. Fantasmas en Londres 3

El fantasma de Ana Bolena.
Ana Bolena fue la segunda esposa de Enrique VIII, un matrimonio que duró muy poco; pues el rey la acusó injustamente de adulterio, incesto y traición; la encarceló en la Torre de Londres y la ejecutó por decapitación el 19 de mayo de 1536.

El fantasma de la reina Ana Bolena es todo un fenómeno único en el mundo de lo paranormal. A diferencia de la mayoría de fantasmas que se manifiestan en una determinada localidad, se dice que el fantasma de la reina Ana Bolena aparece en un número de diferentes ubicaciones en todo el Reino Unido. Su espíritu parece haber dejado una huella permanente en el tejido de su entorno, siendo debido tal vez a la huella de su vida y de su muerte traumática que su fantasma aún persista más de 500 años después de su ejecución.

Muchas personas afirman haber visto la aparición en el Castillo de Hever, Blickling Hall, la iglesia Salle, Marwell Hall y la Torre de Londres; todos ellos lugares importantes en la vida de la antigua reina. En algunas versiones, su fantasma aparece jovial y hermoso como ella fue en vida; mientras que en otras, se dice que aparece como una espeluznante figura decapitada que carga su propia cabeza bajo el brazo. Incluso, algunos testigos dicen que la mujer espectral recorre los pasillos de los viejos castillos gritando despavorida.

La relación de misterios, fantasmas y apariciones presentes desde hace siglos en el devenir diario de la metrópoli inglesa y toda su casuística daría para iniciar una nueva saga pero otros temas merecen también ocupar este espacio. Ana Bolena pone pues punto final a esta breve relación de fantasmas y demás material paranormal o puro marketing turístico quizás. Ya se sabe: en España tenemos el sol, el flamenco, los toros y el jamón de Jabugo… pero en Inglaterra, ¡ay en Inglaterra!, ésta está infestada de fantasmas, de numerosos fantasmas, ¡y casi todos sin cabeza! ¿La tendrían en vida?

Finalmente, me pregunto porque nuestros Reyes Católicos, Rodrigo Díaz de Vivar, Don Pelayo, etc., no están por la labor de exhibir de vez en cuando, al menos una vez al año pienso yo, sus incorpóreos cuerpos por algunos de nuestros numerosos y envidiables castillos y museos que jalonan todo el territorio español. Darían mucho juego y su labor engrandecería nuestro turismo minimizando su efecto estacional y de tinte tantas veces friki o cutre. Por cierto, ¿verdad que Doña Juana la Loca o, mejor aún, Don Francisco Gómez de Quevedo Villegas, darían mucho más juego que los anteriores? La verdad, habrá que ponerse manos a la obra. Sí los ingleses tienen sus fantasmas aristocráticos y un poco pesados ¿por qué nosotros vamos a ser menos? A ver si los políticos atienden esta sugerencia. Pero conste en acta que si esta idea aparece negro sobre blanco en algún programa electoral de algún partido político en próximas elecciones… el padre de la idea es el que esto suscribe. 😉

Que la vida te sonría. Ah… y mucho cuidado con los fantasmas.

The following two tabs change content below.

Juan Manuel Sendón

Latest posts by Juan Manuel Sendón (see all)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: