Julieta

Posted by

Tacones de aguja.

Rojo en sus labios llamando a la pasión.

Escotes pronunciados. Melena al viento.

Terciopelos en sus prendas, colillas en su bolso.

Muecas imitando a sonrisas.

Terremoto de emociones.

 

La llamaban Julieta y todos se pensaban que tenían cualquier derecho sobre ella. La trataban como una sumisa, vagabunda del cariño que siempre careció.

Y por eso buscaba en cada noche brazos distintos en quien perderse y no aferrarse para no tener la posibilidad de sentir.

Y se creían amos y señores y caseros del derecho que habitaba entre sus piernas. Se sentían con el consentimiento de tratarla como a una cualquiera, como alguien que no tuviera corazón, pero sí coraza.

Julieta solo quería quererse querida cada noche y le daba igual bajo a qué precio o a cuántos gramos por sesión. Y se metía, y se ponía hasta el culo como barrera de cualquier daño colateral.

Solo quería un hombre que durante toda una noche le desnudara el corazón sin quitarle la ropa.

Ella, dispuesta a cualquier tipo de roce, bajo la condición que nadie se enamorara de ella.
Quería sentirse reina de los mil reinos que cada noche le prometían y que solo de esa manera conseguía.

Y no demandaba nada más que unos labios frescos aunque compartidos con la saliva de otras bocas

y como loca lo consentía.

Pero así era Julieta. No sabía qué era dormir sola y temblaba al pensar que algún día podría descubrir

qué es despertar sola una mañana de diciembre.

The following two tabs change content below.

Alba Saez

Latest posts by Alba Saez (see all)

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: