La droga caníbal

La droga caníbal

La Metilendioxipirovalerona (MDPV) es una droga sintética más comunmente conocida como “droga caníbal” o “droga zombie” que está creando alarmas porque empiezan a darse casos de consumo y tráfico en España.

Muchos mitos se crearon en torno a esta sustancia – que se comercializa en las redes como sales de baño- cuando en mayo del 2012 un ciudadano afroamericano de Miami atacó a un indigente y le arrancó a mordiscos más de la mitad de la cara. Las autoridades del momento valoraron la posibilidad de que el agresor estuviera bajo los efectos de esta droga, aunque posteriormente los análisis correspondientes negaron dicha hipótesis.

poppe atacado

Víctima del ataque de Miami, Ronald Poppo

Desde entonces, se le ha atribuido este impactante nombre al MDPV y muchos creen realmente que impulsa los instintos animales y/o de canibalismo. No obstante,esto no es así.

Realmente, la droga caníbal no es tan desconocida como pensamos, pues viene a ser una droga de diseño del grupo de las catinonas sintéticas, análogas de las anfetaminas. Por sus características, el efecto que produce también comparte características con la cocaína.

Así pues, sus efectos vienen a actuar sobre dos sistemas básicos: el dopaminérgico y el noradrenérgico, aunque algunos estudios sugieren una afectación más extensa que aún se está investigando. El MDPV es un inhibidor de la recaptación de dopamina y noradrenalina, lo que significa que hacen que estos neurotransmisores estén más tiempo en el espacio sináptico entre neuronas, activándolas con más intensidad.

La afectación del sistema adrenérgico es la causante de la activación simpática del sistema autónomo causando taquicardias, hipertensión, vasoconstricción, aumento de al temperatura, nerviosismo, agitación , agresividad, hiperactivación, aumento de la atención, euforia…Un exceso de activación simpática puede llevar al consumidor a sufrir un infarto agudo de miocardio y morir.

Por otro lado, la hiperactividad dopaminérgica asemeja a lo que ocurre en enfermedades psiquiátricas como la esquizofrenia, provocando delirios, paranoias, alucinaciones… que implican una distorsión de la percepción de la realidad y alteración del estado de conciencia que lleva al intoxicado a cometer en ocasiones actos delictivos o indeseables. Además, es el sistema más implicado en la adicción a sustancias, pues es su estimulación lo que hace que nos “enganchemos” a determinadas sustancias o incluso actos (tabaco, adicción al juego, entre muchos).

Inhibición de la recaptación de dopamina en las neuronas

Imagen aclaratoria de como se incrementa el neurotransmisor (en este caso dopamina) en el espacio entre dos neuronas (espacio sináptico), en este caso producido por la cocaína, pero extrapolable a lo que ocurre con el MDPV

El desconocimiento y el sobreuso de sustancias tan nocivas para la salud tanto física como mental entre la población (sobre todo adolescentes y adultos jóvenes) hace que el problema de las drogas no descienda y que en los hospitales ingresen a cada macrofiesta  chicos y chicas  a las puertas de la muerte. Además, pese a que algunos se salvan, no hemos de olvidar los efectos colaterales de su uso, como el desarrollo de enfermedades mentales tales como esquizofrenia o psicosis y consecunecias físicas (adicción, problemas cardíacos y circulatorios varios, etc)  que disminuyen notablemente la calidad de vida y, de rebote, incrementan el consumo de recursos sanitarios.

Por tanto,nos demos cuenta o no, todos acabamos pagando (literal y moralmente) el efecto de las drogas.

 

Nombres alternativos del MDPV: droga caníbal, droga zombie, droga 666, ivory wave (ola de marfil), sales de baño (bath salts).

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: