Nace Hayek Coin, la nueva criptomoneda

Nace Hayek Coin, la nueva criptomoneda

hayek

 

El 25 de Mayo un operador bursátil de metales preciosos, Anthem Vaultn, puso en circulación su propia criptomoneda, denominada Hayek coin.

Se trata de una moneda que se encuentra respaldada por oro. En concreto, la moneda virtual será valorada en un gramo de oro a precio de mercado diario, en la actualidad, su cotización está cerca de los 40$/gramo. En principio ofrece más seguridad que el bitcoin. Con esta moneda se pretende combinar las ventajas de una moneda virtual que no necesita espacio físico de almacenamiento, ofrece garantías de seguridad y se puede enviar a cualquier parte del mundo en segundos con la garantía del respaldo del oro. Por lo tanto se ofrece estabilidad frente a la volatilidad del bitcoin y además será un depósito más seguro precisamente por estar respaldada por el oro.

La empresa creadora de la moneda, Anthem Vaultn es un fondo de compra venta de metales preciosos que mantiene reservas físicas de éstos en Salt Lake City, Utah, de ahí la garantía del respaldo del oro y su convertibilidad en el mismo cuando el poseedor de la moneda desea convertir sus monedas en oro.

Por otro lado, el nombre de la criptomoneda proviene del economista austriaco ganador del premio Noble de Economía en 1974 Friedrich Hayek, quien defendió las virtudes del sistema patrón-oro.

El patrón-oro fue el sistema monetario imperante durante el siglo XIX y fijaba el valor de una unidad monetaria en una determinada cantidad de oro. Así el valor de un billete o moneda era convertible en gramos de oro y los bancos centrales tenían la obligación de mantener una cierta cantidad de oro en sus reservas para realizar la conversión si un usuario la demandaba. después de la I Guerra Mundial muchos gobiernos con problemas de financiación optaron por imprimir más moneda pero sin disponer de la capacidad de respaldar esa emisión con más oro. Así, durante los acuerdos de Bretton-Woods, se decidió adoptar el dólar como divisa internacional con la condición de que la Reserva Federal sostuviera el patrón-oro, pero en 1971 el sistema quebró definitivamente y el valor de los billetes y monedas que actualmente usamos se sustenta en la confianza que otorgamos a los bancos centrales. En este escenario, cualquier factor que afecte a la confianza y estabilidad del sistema, como por ejemplo, la crisis bancaria de hace unos años y que aún nos afecta, hace tambalear el valor de las divisas, razón por la cual algunos economistas han mostrado cierta nostalgia hacia el sistema del patrón-oro.

En el patrón-oro, ningún banco central del mundo podría establecer su producción ni su distribución, por lo que todos los ciudadanos de un mundo globalizado quedarían sujetos a las mismas reglas económicas, y no existirían fuertes apreciaciones en las divisas ni tampoco intensas devaluaciones monetarias destinadas a crear una valoración artificial de las monedas.

La existencia de un patrón de salvaguarda, en este caso el oro que respalda al Hayek Coin, tendría muchas ventajas puesto que la capacidad de elegir nos llevaría a un mayor nivel de libertad. si llega a tener éxito y se confirma la creación de una alternativa sólida y funcional al papel moneda, y la tendencia a reducir los pagos en efectivo juegan a favor de esta posibilidad, los usuarios recobrarán una gran autonomía de cara a dirigir sus negocios y finanzas personales. No sólo no tendrán cabida tipos de interés sino que los grandes problemas derivados de experimentos como el euro, esto es, la incapacidad de implementar políticas igualmente válidas para países notablemente distintos irían esfumándose. en su lugar, los ciudadanos deberían acostumbrarse a no tener a un supervisor todopoderoso marcando precios o regulando el comercio global.

650_1200

 

Acerca de los posibles riesgos de la nueva moneda, el CEO de Anthem Vaultn, Anthem Blanchard ha comentado que “el oro es, sin duda, el depósito de valor más grande de todos los tiempos” y por ello lo eligieron como respaldo de su criptomoneda. También se la ha insistido sobre la volatilidad del oro, a lo que Blanchard respondió que el año pasado, el oro sufrió pérdidas en término de Dólar pero se apreció respecto al resto de divisas”. Aseguró que el Hayek Coin sería un sistema de pago alternativo para las personas que vivan en economías en desarrollo, cuyas divisas ofrecen un componente más volátil. Conviene decir que durante el año 2014 el precio del oro ha sido menos volátil que algunas divisas. De hecho, la cotización de la onza de oro se movió entre los 1182,57 $ y los 1433,73$, es decir, una apreciación del 7,8%. Actualmente cotiza a 1203,5$/onza de oro.

¿Por qué utilizar el oro como respaldo a la emisión de una moneda?

Se ha venido usando el oro como valor refugio. Aquellos que defienden el sistema del patrón-oro aseguran que este modelo ofrece una moneda imparcial que no queda a merced de las estructuras políticas ni los intereses económicos particulares.

Además, a diferencia del Bitcoin que tiene un elevado grado de escepticismo entre los inversores, analistas y traders, quienes consideran, tras una encuesta trimestral entre 562 de ellos, que el Bitcoin tenía un elevado componente de burbuja en sus cotizaciones. En cambio, cuando se les preguntó acerca del oro, no reflejaron ningún grado de escepticismo hacia este metal precioso.

Por último las ventajas que ofrece esta nueva criptomoneda sería el hecho de saltarse la tutela de los bancos centrales y proteger el valor de los ahorros del usuario ya que permite a los ciudadanos de países con alta volatilidad monetaria proteger sus ahorros de la pérdida de valor que puedan generar las medidas populistas de sus dirigentes como en el caso de Argentina, Venezuela, ya que si estos países dispusieran de una moneda respaldada por el oro hubiesen impedido las hiperinflaciones que padecen o han padecido hasta hace poco tiempo.

Y finalmente, la facilidad de transferencia y pago de Hayek Coin representan un valor añadido, así como su descentralización.

Actualmente todos los sistemas de pagos están centralizados, bien en bancos, bien en los servidores de las entidades de crédito. Un ciberataque masivo DDOS (Denegación de Servicio Distribuido) colapsaría el sistema financiero internacional. Y no estamos teorizando, ya que por ejemplo, en el año 2012 el 64% de los principales bancos del mundo sufrió un ataque de este tipo en algún momento y en el año 2013 el Royal Bank of Scotland padeció uno de estos ciberataques que dejó a más de un millón de clientes sin posibilidad de operar durante más de una hora, ocasionando pérdidas millonarias a la entidad.

El sistema de seguridad del Hayek evita este problema mediante la descentralización del sistema de confirmación de pago evitando así estos ataques informáticos.

 

 

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: