Como pasar por un auténtico british en Londres

Como pasar por un auténtico british en Londres

Habiendo dejado atrás un arisco año, fin de ciclo, que nos ha dejado a todos extenuados y sumidos en la incertidumbre vital más absoluta me animo de nuevo a exponer y compartir con vosotros ciertas ideas e informaciones que nos permitan alejarnos, siquiera brevemente, del ensordecedor y machacón ruido mediático, propagandístico y político que nos invade. Ruido que aglomera intereses dispersos, diferentes y contradictorios pero que cumplen el objetivo común de tratar de convencernos a machamartillo de sus mentiras y con cierto afán además de meterse descaradamente en nuestras vidas y de recortar nuestros derechos y de alterar nuestras legítimas costumbres y principios que hoy por hoy forman parte de nuestro ADN de españoles. A buen entendedor pocas palabras.

Y, entrando en materia, me gustaría que hoy nos planteáramos si estaríamos en condiciones de despojarnos de nuestros muy explícitos modales hispánicos. Desde luego mi faz no se torna rojiza si ya de antemano reconozco que en mi caso es más fácil que yo pase por un oso polar o por un canguro rojo que por un modélico british. Y eso a pesar de que conozco perfectamente la técnica para lograrlo. Generoso por mor de la genética y por influjos de la educación que tuve la suerte de recibir me muero en deseos de compartir lo antes posible con vosotros los consejos y recomendaciones que os convertirán en el perfecto british que cualquier madre o padre ingleses desearían tener por hijo. Descubramos juntos y sin demora el procedimiento para obtener pedigrí británico sin salir de Ciempozuelos… es un decir, ¡claro!

Guía práctica para convertirse en un perfecto british y no morir en el intento.

Inglaterra tiene una gran y fascinante cultura, con acentos fantásticos, y además… a Su Alteza Real la Reina. Seamos sinceros, ¿quién no querría aparentar que uno es británico hasta las…, bueno… británico de toda la vida? Entonces, ¿por qué seguir perdiendo el tiempo? Si quieres que a nadie se le pase por la cabeza dudar de que por tus venas corre sangre británica perfectamente homologable con la mismísima del Príncipe Charles, comienza por seguir esto desinteresados consejos.

Primer consejo: Haz que tu voz suene británica.

Elemental, ¿no? ¿Acaso esperabas otra cosa? Bueno, a veces sabemos o intuimos el “qué” pero ignoramos el “cómo”. No es tan difícil, al menos para ti, estoy seguro. Te voy a explicar “cómo conseguirlo”. Se trata de lo siguiente:

  • Aprende a hablar con acento británico. Hay una gran guía que está en wikiHow con la cual se puede aprender a hablar con un acento Inglés falso pero creíble, aunque probablemente ya lo sabías. Hay un montón para elegir y la mayoría de ellos suenan mejor que el de Su Alteza Real la Reina.
  • Muchos acentos británicos pueden ser difíciles de suplantar, así que escoge uno que sea fácil para ti. Haz una investigación sobre la ubicación y su acento característico. Cuanto más al norte, más duro suena y más similar al acento escocés. Cuanto más al sur y más cerca de Londres más se encuentran acentos reconocibles, como Cockney. La conocida película Mary Poppins en la cual los actores hablan con un acento Cockney falso.
  • Concreta el vocabulario a usar. Aunque se trata de inglés, el inglés británico es muy diferente del que se usa en EE.UU., Australia o Sudáfrica, o de cualquier otro dialecto del inglés. Hay algunos buenos diccionarios online de argot británico para comenzar a familiarizarse con las diferencias.
  • Usa “jelly” (jalea) en lugar de “jello” (gelatina). No confundas “sweets” (dulces) con “candy” (caramelos). Las famosas “cookies” (galletas) son “biscuits”. No digas “restroom” (baño); en su lugar utiliza “toilet” o “loo”. ¿Quedaste con una chica?, entonces “you pulled a “bird” (tú disparaste a un pájaro).
  • Cuidado con palabras tales como “fanny”, que no traduciré, que tienen diferentes significados y alguno ofensivo. Por otra parte, “asiático” se correlaciona con la India, Pakistán, Sri Lanka o Bangladesh, etc. chino, japonés, vietnamita, y así sucesivamente y también se les denomina orientales” o pertenecientes al Lejano Oriente. 
  • Domina la sintaxis y la gramática. Hay diferencias muy leves que notarás en el habla que no son enormes, pero que realmente ponen la guinda del pastel. Por ejemplo, los británicos suelen usar más el perfecto pasado (he comido) que el pasado simple (comí).
  • Asegúrate de que tu pronunciación suena natural. Tú puedes tener vocabulario y el acento bajo control, pero no vas a ser totalmente convincente para un británico nativo si no tienes su jerga y usas sus interjecciones. ¡El lenguaje es mucho más que encadenar una oración detrás de otra! Aprende un par de palabras de argot para empezar y sigue añadiendo más, una vez que te has acostumbrado a los anteriores.
  •  Deletrea tus palabras correctamente. Busca un diccionario británico-estadounidense online y pronuncia las diferentes palabras cuidadosamente. ¡Recuerda, se dice “favourite colour” (color favorito), ¡no ”favorite color”!
  • Jura como un inglés. No voy a enumerar aquí la extensa terminología. Debes de saber que esas pocas palabras a las que sueles recurrir no son las mismas en inglés británico. En la realidad los británicos son mucho más divertidos y dejan mucho espacio para su personalidad. Haz alguna investigación, seguro que tienes algún amigo inglés diciendo esas palabras sin parar. Pronto aprenderás que “bloomin heck!” (¡diablos!) y “blimey!” (¡caray) rara vez se utilizan. A menos que tú seas Hagrid (ficticio mago semigigante).

Segundo consejo: Actúa como un british.

  • Se cortés. Los británicos en general tienen en cuenta a los demás, ya sean amigos, familiares o extraños. Ellos saben cómo subir y bajar de manera eficiente del metro o del autobús, cómo comportarse en otros países, y cuando mantenerse al margen. Se muy consciente del mundo que te rodea y de cómo encajar en el mismo.
  • Aprende a comportarte correctamente cuando estés haciendo cola. El ex ministro laborista de Inmigración, Phil Woolas, es a menudo citado por haber dicho, “El arte de hacer cola -el simple acto de tomar tu turno- es una de las cosas que mantiene a nuestro país unido”. Si esa no es tu cultura, apréndela.
  • Si tú eres estadounidense, sé un poco más moderado y negativo. Los británicos veces estereotipan a los estadounidenses como ruidosos, expresivos y sonrientes. Si bien no siempre es cierto, si deseas aparentar que eres británico es una regla de oro ser un poco más estoico. En general los británicos mantienen sus emociones un poco más ocultas y atraen menos la atención sobre sí mismos. Un montón de británicos emplean el humor seco (irónico) con una pizca de auto desprecio.
  • Mira a la derecha antes de cruzar la calle. Una de las cosas más ampliamente conocidas sobre Inglaterra es que se conduce por la izquierda. Si vas a cruzar la calle, olvida ¡por Dios! esa vieja costumbre tuya de mirar a la izquierda para ver si viene algún vehículo.
  • Conoce la “etiqueta” de tu pub. Por un lado, no te preocupes por las propinas. En segundo lugar, la gente a menudo se turna para comprar rondas de bebidas para los unos y los otros. Y si puedes llevar a todas a la vez… ¡felicitaciones!
  • No grites para llamar la atención. Sé civilizado y el camarero vendrá. Y cuando éste llegue, pide lo que tus amigos hayan decidido y si no te acuerdas… pídeles una sidra. Y recuerda, puedes decir tanto “thanks” como “cheers”.
  • Elige un equipo de fútbol británico y ¡apóyalo! Aprende las reglas básicas del fútbol y si no lo has hecho… ¡aprende al menos la regla de fuera de juego! A pesar de lo que se piensa, no es una buena idea usar a toda hora camisetas de fútbol, sobre todo acompañadas de una gorra de béisbol. Sin embargo, no todos los británicos están con el fútbol, al igual que no todos los estadounidenses están con el fútbol americano. Rugby y cricket son algunas alternativas decentes.

Tercer consejo: Vístete como un british.

  • Empaca lejos de ti tus pantalones cortos y tus zapatillas de tenis. A menos que estés dándote una caminata por Tailandia es muy improbable que veas en Inglaterra a un adulto de cualquier sexo balanceándose con pantalones cortos y zapatillas Nike.
  • Mujer, dale un toque a tu feminidad. Hoy en día las tendencias generales británicas son un poco de mezcolanza entre lo vanguardista y lo clásico. Un vestido de flores podría ser acompañado con unas botas o una chaqueta de cuero. Las rayas y otros patrones se pueden combinar. Y como siempre, vístete de acuerdo a la climatología.
  • No vistas demasiado “elaboradamente”. Hay algo acerca de la moda inglesa que es un poco más ecléctica que la moda estadounidense. Si se mezcla, coincide. Siéntete libre para trabajar en diferentes tonos, texturas y patrones. Un poco desaliñado es tan atractivo, sino más sexy, que si desfilando por una pasarela de moda.
  • El maquillaje de ojos puede estar un poco corrido. ¿Carreras en tus medias? No hay problema. ¿Tienes una arruga? ¿A quién le importa? Piensa en Ke$ha (*) después de una de sus noches más tranquilas.
  • Hombre, deja tu machismo en la puerta. Daniel Radcliffe ha dicho recientemente acerca de los hombres británicos que todos parecían un poco gais. Parte de ello tiene que ver con su moda. Además de tener un poco menos de jactancia, vestirse un poco más bonito es bastante común, incluso cuando se va casual. Mantén las camisetas y gorras de béisbol en casa. Opta por el polo, el suéter, o los pantalones. Y un consejo, ten más zapatos que chanclas.

Cuarto consejo: Conoce su cultura.

  • Conoce su curry. La comida india es la número uno de la comida extranjera en el Reino Unido, y la número uno de la comida para llevar de cualquier tipo.
  • Conoce sus quesos. Cuando se trata de las cosas, el inglés medio tiene sus preferencias personales y no aceptaría quesos procesados, quesos artificiales como el “queso” denominado «queso hamburguesa» o queso americano. El Reino Unido produce la mayor cantidad de diferentes tipos de queso en el mundo (700), pero ellos no consumen tanto per cápita como algunos otros países. El queso es un elemento considerado de clase alta y debe ser respetado.
  • Toma conciencia de la política británica. Por supuesto, ni siquiera la mayoría de los británicos saben todo sobre el Parlamento, pero asegúrate de conocer el nombre de los tres principales partidos político y las cosas que pueden resultar incómodas en una conversación con extraños si pretendes entender de política. Decide si apoyas el partido laborista, a los liberales, o a los conservadores. En caso necesario una buena respuesta es que no apoyas a ningún partido. Como en España, “todos son tan malos como los demás”. Esto convencerá a cualquiera de que eres un auténtico británico.
  • Trata de conocer algunos espectáculos populares británicos, tiendas, y otras cosas semejantes. Empieza a ver Gran Hermano. Ver la BBC te ayudará mucho!
  • Si puedes, habla de tiendas populares (no les llames “almacenes”) como Topshop, Marks and Spencer (a menudo referido como “M and S” o “Marks and Sparks”), y Harrods: ¡sólo las personas mayores y los turistas compran en Harrods! A menos que seas una chica joven, hablar de las compras será considerado un poco extraño y, por cierto, Harrods se considera demasiado caro por la mayoría.
  • Conoce la diferencia entre británicos, ingleses, escoceses, galeses e irlandeses del Norte. Los escoceses son británicos, así como los galeses y los nacidos en Irlanda del Norte y las muchas otras islas pequeñas. Sé consciente de que algunas personas pueden llegar a sentirse muy ofendidas cuando los británicos les clasifican como ingleses. Gran Bretaña se compone de Gales, Inglaterra, Irlanda del Norte y Escocia. ¡No sólo Inglaterra!
  • Ubicación, ubicación y ubicación! Es importante, en primer lugar, ser perfecto conocedor de la ubicación de tu “hogar”: ¿en qué condado está supuestamente tu casa? ¿En qué ciudad / pueblo? ¿En qué distrito vives? ¿Qué hay en las proximidades? ¿Cuáles son las costumbres de allí? También puede ser importante conocer condados y ciudades importantes. Si no puedes localizar a Londres en un mapa, será bastante obvio que tú eres tan británico como cualquiera de nuestros ex presidentes de la nación.
  • Si te preguntan de dónde vienes, di dónde te encuentras en relación a una gran ciudad, pero no digas la ciudad. Se da por hecho de qué ciudad se trata.

Y bien, después de estos sabios consejos, ¿qué impide que te conviertas en un perfecto gentleman a poco que te lo propongas?

The following two tabs change content below.

Juan Manuel Sendón

Latest posts by Juan Manuel Sendón (see all)

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: