Permanezco aquí, en esta puerta

Permanezco aquí, en esta puerta

Permanezco aquí, en la misma puerta, esperándote.

Solo espero tu mirada penetrante, llena de vida.

Sin ella mi día carece de sentido acuciante.

Sin tu media sonrisa tierna, casi dulce, mi día culmina.

 

Veo ondear tu pelo en el aire, alejándote de mí, rauda.

Sin saber si necesitas una caricia, sin saber que anhelas.

Si cierro los ojos puedo ver tus labios, sin pausa.

Lo que daría por besarte ahora, hacerte sentir que vuelas.

 

Obviamente no te dieron alas, pues los ángeles no aman.

Pero al andar te ama el suelo, y con hablar paras el tiempo.

Tu belleza es espejo de celos y tu piel abanico del deseo.

Me pone nervioso no verte, pero aún más cuando por fin te veo.

Se me anuda el pecho, me cuesta hablar, floto, por un momento.

En cambio, cuando tú me hablas, hasta los cielos callan.

 

Por el momento aguardo la espera, de tener la oportunidad.

De volver a verte sonreír y acariciar mi alma con esa facilidad.

Sentir el yugo de tu mirada penetrante y primorosa.

No sé si quizá para ti verme será algo ordinario, falto de prosa.

 

Si llevase a trato compartir una noche, a cambio del infierno.

Me prepararía para el fuego, después de una noche en el cielo.

Que yo permanezco cada día en la misma puerta créelo.

Aunque no pases, aunque no sonrías, aunque llegue el invierno.

The following two tabs change content below.

Aaron Tena Cortés

Latest posts by Aaron Tena Cortés (see all)

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: