Puño cerrado, de Juan Carlos Cervera [Relatos cortos]

Puño cerrado, de Juan Carlos Cervera [Relatos cortos]

Jake Brisco era uno de esos tipos con los que uno no deseaba cruzarse en un callejón.  En sus tiempos de boxeador lo apodaban como Big Brisco, pero poco quedaba ya de ese hombre. Jake se veía ahora obligado a disputar peleas callejeras a cambio de cigarrillos o de las míseras sobras de un bocadillo.

Acostumbraba a mendigar algo de alcohol a los otros vagabundos para así poder desinfectarse los cortes y heridas provocados en los combates. Luego bebía de algún charco sucio y maloliente donde con suerte, buena o mala, lograba ver reflejado su rostro: su barba encanecida se asemejaba a una terrorífica telaraña tejida por algún ser de ultratumba, más arriba los pocos dientes que le seguían haciendo compañía bailoteaban de un lado a otro, sus ojos parecían sacados de una caricatura y su calva quedaba escondida por la capucha de la sudadera. Se odiaba. Quizá por eso aceptaba luchar cada noche, era la forma de ir acabar consigo mismo poco a poco, de ir difuminándose en la oscuridad.

The following two tabs change content below.

Santiago Sánchez

Director de La Séptima Entrevista.

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: