Cómo saber si te están robando el WiFi

Cómo saber si te están robando el WiFi

¿Cómo saber si te están robando el WiFi? En este artículo te enseñamos a saber si alguien te está robando tu WiFi de forma segura y eficiente, sin ningún tipo de programa “mágico” que pueda comprometer la seguridad de tu ordenador.

Están pasando cosas raras, ¿debería de sospechar?

Lo primero que tenemos que saber es si nos están robando o no nuestra conexión WiFi. Aunque hablar del término “robar” no sería la adecuada –aunque la vamos a utilizar para entendernos- puesto que nosotros seguimos teniendo conexión, salvo que hay un intruso que ha tomado posesión de un pequeño trozo del pastel, por lo tanto, lo más característico de cuando alguien te está robando WiFi es que la conexión va mucho más lenta o directamente sube o baja de velocidad sin motivo alguno. También nos pueden llegar notificaciones que nosotros no hemos solicitado o que la conexión va demasiado lenta. Estos son los motivos por los que sospechar que alguien ajeno a nosotros se está aprovechando de nuestra red WiFi.

Pero… ¿cómo saber si de verdad me están robando WiFi?

La forma más eficiente de saber si alguien se está aprovechando de tu WiFi es de la siguiente manera:

  1. Tenemos que entrar en nuestro navegador (Edge, Chrome, Safari, etc.) y en la parte superior tecleamos 192.168.1.1, que es la dirección IP reservada para la configuración de los routers.
  2. Accederemos al panel de control del router con nuestro usuario y contraseña. De normal el usuario es “admin” y la contraseña “admin” (ambos sin comillas), pero comprueba en la parte inferior o lateral de tu router que usuario y que contraseña posees.
  3. Una vez dentro del panel de control tendremos que acceder a las opciones de DHCP –servicio que se llama así y que asigna automáticamente IPs a cada conexión con el router-. Una vez dentro de DHCP entramos al apartado de IP y MAC asociadas (no tiene por qué llamarse así, pero por ahí van los tiros).
  4. Una vez dentro de IP y MAC podremos comprobar un listado de direcciones IP asociados a cada ordenador, móvil, Tablet, TV o cualquier aparato conectado a tu router y que por tanto absorbe la red WiFi. Por suerte, cada aparato tiene esa IP asociada y además un nombre que lo identifica.
  5. Si ese nombre identificativo no concuerda con ninguno de tus aparatos… ¡ALERTA! Pregunta en tu casa a ver de quién es ese aparato porque si no es de nadie… te están robando WiFi.
Ejemplo:

Aparece una dirección MAC JC:FB:09:01:EF:1A y el nombre de PacoPC.

Por supuesto, no tienes ni idea si esa dirección MAC corresponde a un aparato tuyo, pero si que sabes que en tu casa nadie se llama Paco y que ningún Paco ha entrado en tu casa. Sospecha y actúa, lo que nos lleva al siguiente punto.

¿Cómo echo al intruso de mi red WiFi?

Hay varias formas de hacerlo, pasamos a mostrarte cuales son:

  • En el mismo panel de IPs y MAC anteriormente mencionado, podemos bloquear al intruso (un botón que está al lado de cada equipo que está conectado al router) para que no tenga acceso a nuestra red.
  • La solución más eficaz: cambiar SSID y contraseña. SSID es el nombre que identifica tu red WiFi, por ejemplo, ‘WiFi Familia Sanchez’. Y la contraseña, también hay que cambiarla. Todo esto se realiza desde el panel principal del famoso 192.168.1.1 (nada más entrar te aparecerá la opción de cambiar nombre del WiFi –SSID- y la contraseña).

Por último, ¿es denunciable que me roben WiFi?

Siempre y cuando tu red WiFi tenga una contraseña y no esté de forma pública, es decir, que pueda acceder todo el mundo; si, sí que puede ser denunciable. Compromete a tu derecho de intimidad y delincuencia informática, asimismo de la posibilidad de incrementar el costo de tu tarifa de banda ancha de Internet (contratos de servicios Premium, etc.)

Nuestro Código Penal recoge este delito en los artículos 255 y 256 que explicamos a continuación:

Art. 255: será castigado con la pena de multa de 3 a 12 meses el que cometiere defraudación por valor superior a 400 euros, utilizando energía eléctrica, gas, agua, telecomunicaciones u otro elemento, energía o fluido ajenos, por alguno de los medios siguientes:

  1. Valiéndose de mecanismos instalados para realizar la defraudación.
  2. Alterando maliciosamente las indicaciones o aparatos contadores.
  3. Empleando cualesquiera otros medios clandestinos.

Art. 256: será castigado con la pena de multa de 3 a 12 meses el que hiciere uso de cualquier equipo terminal de telecomunicación, sin consentimiento de su titular, ocasionando a éste un perjuicio superior a 400 euros.

The following two tabs change content below.

Santiago Sánchez

Director de La Séptima Entrevista.

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: