Samuel L. Jackson en Hot 97

Samuel L. Jackson en Hot 97

¿Samuel L. Jackson critica a los actores negros británicos o a cómo funciona el sistema?

Posted by

Samuel L. Jackson ha causado polémica una vez más acerca del panorama racial en el cine estadounidense. Sin embargo, en esta ocasión lo ha hecho entre la propia comunidad negra, al criticar la elección del actor negro británico Daniel Kaluuya como protagonista de Déjame Salir: “Algunas cosas son universales, pero no todas. Un hermano de Estados Unidos hubiera sentido más el caso de la película”. Sin embargo, su matización económica es importante: “[Los actores británicos] son más baratos que los actores de Estados Unidos”.
Jackson se refiere a la nueva cinta de terror de moda de los Estados Unidos que en España se estrena el 19 de mayo, de bajo presupuesto, que ya ha superado todas las expectativas de recaudación, y que adapta curiosamente el discurso antirracista a una película de miedo: Kaluuya interpreta a Chris, y Allison Williams (de la ya extinta Girls) a su novia Rose, que lo invita a pasar el fin de semana en el campo con sus padres para que lo conozcan. El extraño comportamiento de sus progenitores, que Chris deducirá que es por ser él de raza negra, terminará desembocando en una inquietante situación relacionado con los otros afroamericanos del lugar.

“Deberían haber elegido a un hermano americano. Daniel Kaluuya creció en un país donde la convivencia interracial viene de siglos”, dijo Jackson en la radio de Nueva York Hot 97. También habló del británico David Oyelowo, que interpretó a Martin Luther King. “Otros hermanos de EE.UU habrían mostrado un punto diferente sobre su forma de pensar”.

En una entrevista a la revista GQ, Kaluuya respondió a Jackson: “Hay gente que me dice ‘eres demasiado negro’. Después viajo a Estados Unidos y me dicen que no soy demasiado negro. Voy Uganda y no hablo su lengua. En Estados Unidos, soy británico”. Parece efectivamente que la lucha antirracista se hace más difícil cuando en la propia comunidad hay múltiples divisiones, trasladables a distintos países y distintos contextos sociales. Kaluuya habla en nombre de todos los que siempre son atacados o discriminados, por razones diferentes y similares al mismo tiempo, y que cambian la percepción de tu propia identidad a cada paso.

Si bien Kaluuya no tiene por qué dar explicaciones y probablemente se merezca sobradamente el papel que le han otorgado por méritos propios, la posición de Jackson no es un ataque personal hacia el actor británico, sino una marcada y realista posición acerca de los intereses económicos de colocar a un actor negro británico antes que a uno americano (recordemos la marcada factura low cost de la película) y la ignorancia (voluntaria o no) por parte de los productores del contexto de tensión racial de la propia sociedad estadounidense.

¿Intuían en algún momento que podría surgir esta polémica? Aún así, su originalidad de crítica social en una película de terror ha sido alabada por muchos. Aunque siempre surja el peligro de banalizarlo, como ya se critica acerca del discurso del suicidio en la nueva apuesta de Netflix 13 reasons why.

Para John Boyega, Finn en Star Wars: El Despertar de la fuerza, el debate está claro: no tenemos tiempo para dedicarnos a esas memeces.

//platform.twitter.com/widgets.js

En la ES Magazine, Boyega ha dicho “Me encanta Sam pero no tenía que haber llegado ahí. En todo el mundo la experiencia negra ha sido una y sus comentarios no representaron eso”. Ante el enfado de Boyega, sin embargo, Jackson ha hecho bien en clarificar el punto de que no era un ataque personal ni hacia Kaluuya, ni hacia el director, ni hacia los actores británicos, sino hacia la “manera en que Hollywood funciona”. La obsesión de los medios de comunicación de crear polémica, presentar declaraciones descontextualizadas o presentar siempre en los artículos un enfrentamiento hostil entre diversas partes hace perder el mensaje real: un ataque hacia la estructura social, no hacia sujetos individuales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: