Taxi a la ignorancia

Taxi a la ignorancia

Son muchas las veces en las que me he preguntado lo lejos que llegaremos en cuanto a ignorancia; hablo con mucha gente al cabo del día y tengo la sensación de involución por parte de la mayoría de jóvenes.

Ya no hay deseo en el saber, en estudiar lo que pasa más allá de la pantalla de sus móviles. Pueden hablarte de ciertas noticias, más bien titulares, que ven en “Facebook” y demás redes sociales. El enjuto cultural en cuestión es debido a las nuevas tecnologías tan dispares, que hoy nos absorben y engullen en nuestro día a día.

Me entristece enormemente el maltrato a nuestra lengua, hay gente mayor que habla de manera “vulgar” no hay remedio, no han tenido la facilidad como nosotros de estudiar, leer… etcétera.

Pero en cambio, la juventud no se muestra en aras de progresar ni cuidar lo que es nuestro y tan ricos nos hace que es la lengua, las palabras; hay algo más “serio” que les perturba.

En caso de los chicos tener un cuerpo Apolonio cuando sean grandes es de vital importancia, por si fracasan en el camino hacía el deporte profesional poderse alistar en el absurdo rebaño de un famoso programa de citas de la casa Telecinco, y si por un casual esas dos posibilidades no te fueran cercanas por algún motivo, siempre puedes hacerte “YouTuber”.

Y en el caso de las chicas existe el mismo símil. Las chicas quieren formar parte del mismo rebaño mencionado con anterioridad, chicas famosas, chicas de revista de esas que los chicos se dan la vuelta para mirar y las cuales les absorben las ideas del canon de belleza prestablecido de esta sociedad cada vez más superficial.

<<Quiero advertir que no todos, ni todas son así, generalizo porque es lo que más salta a la vista>>. Me duele como defensor de mi lengua. Es nuestra lengua, es nuestra cultura y es lo que demando, una educación implícita en esos términos. Pero, ¿por qué es tan importante esto que estoy vendiendo? La cultura es enriquecimiento, en una época en la cual las televisiones y periódicos sensacionalistas están apabullándonos de información, siembran discordia con ideologías políticas, deportes…

Y la misma gente que absorbe esto muchas veces no sabe dialogar su opinión o sus ideas de manera veraz, pierden el objetivo crítico, solo manifiestan su destemplanza defensiva, y alguna que otra injuria provocativa con un desalentador ánimo de avergonzar a su interlocutor.

Así mismo me entusiasma ver como jóvenes de verbo fácil encandilan con su manera de expresarse a sus interlocutores y defienden sus ideales con estoques lingüísticos, y de cómo panaderos, camareros, mecánicos, carpinteros o gente que trabaja en fábricas sin apenas estudios, son capaces de dar lecciones políticas y del buen saber español.

En la educación residen nuestros cimientos y estos han de ser renovados con urgente mejoría, si no el futuro se intuye gris. Por favor padres, profesores y jóvenes creemos un mundo nuevo, el sistema ha de ser cambiado por nosotros, nadie vendrá de fuera a ayudarnos.

Con esto ya me despido, mil gracias por el tiempo dedicado a esta lectura, quizá un poco soporífera para algunos, pero necesaria en mi opinión y gracias a esta revista y a Santiago por ser cercano con que cada uno exprese lo que siente.

Parafraseando a Paulo Freire diré: “Enseñar no es transferir conocimiento, sino crear las posibilidades para su propia producción o construcción”.

Me bajo del taxi ya, pues a donde va no me interesa, mejor espero al que me lleve a una insondable aventura pedagógica cultural. ¿Os subís?

Aaron Tena Cortés.

 

The following two tabs change content below.

Aarón Tena Cortés

Latest posts by Aarón Tena Cortés (see all)

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: