Viajar a Italia (I). Pequeños consejos de viaje.

Viajar a Italia (I). Pequeños consejos de viaje.

Italia es un país bellísimo al que se puede viajar con un presupuesto limitado, disfrutándolo al máximo y aprovechando la estancia. En esta serie de artículos se pretende dar algunas opciones de viaje económicas y entrañables para sacarles partido a algunas de las ciudades más famosas del país.

Previo a comenzar nuestro pequeño tour, decir que si se está atento a los precios de vuelo, sobre todo en temporadas bajas, se pueden conseguir muy buenas ofertas incluso para los meses de verano, en torno a los 100€ ida y vuelta. Eso sí, estos precios son de las compañías más económicas y generalmente suelen volar a Roma, Bérgamo o Milán.

En verano hace tanto calor como en España y en algunas ciudades puede llegar a ser insoportable, como en Venecia, donde el calor se junta a la humedad de las aguas que la rodean.

El precio de la comida y los bares es ligeramente más caro y los españoles lo notamos (sobre todo si vamos con poco dinero en el bolsillo). Además, el concepto de restaurante es diferente al de aquí: conviene preguntar por lo que se incluye en el precio y lo que no, pues se dan casos en los que la cuenta llega a doblarse porque se añaden “servicios” como el uso de vajilla, de mesa, de camarero… e incluso algunos restaurantes se autoañaden la propina. Con respecto a la alimentación, lo mejor si te encuentras en la zona centro de las ciudades y no quieres gastar mucho es ir directamente a los supermercados (a veces son más difíciles de encontrar que aquí en España, por lo que un lugar fácil para localizarlo es en las estaciones de trenes locales, por ejemplo), otra opción socorrida son los bares y kebabs, huyendo de restaurantes si es posible. Como en todo, los precios se abaratan en cuanto sales del centro y te adentras en barrios más alejados.

Todo está lleno de puestos de souvenirs así que no te desesperes por comprarlos todos de una, los mejores precios están también en las zonas más alejadas y los productos son los mismos.

Si se busca bien se pueden encontrar muy buenas ofertas de hoteles, en lo que a calidad- precio se refiere, pero diría que es indispensable leer los comentarios de otros usuarios antes de contratarlos, porque muchas veces se venden como palacios y los servicios resultan decepcionantes.

El servicio de trenes regionales es el mejor método para moverse entre ciudades, hay buena frecuencia y son económicos La red que une las diferentes regiones es bastante asequible y completa.

Las entradas a museos y monumentos tienen reducciones con carnet de estudiante, para menores de 25 años, discapacitados… por lo que es conveniente llevarlos encima si queremos ahorrarnos unos euros. Hay museos en los que se puede llegar a entrar gratis. Además, se ofrecen tarjetas que incluyen varias entradas con un precio más reducido como la “Roma pass” y otras, para informarnos podemos recurrir a las páginas de turismo de cada región o ciudad (que se adjuntarán con cada ciudad de la que hablemos).

Como en todos los lugares con mucho flujo de turistas, ojo con los carteristas y las estafas en las colas de lugares muy visitados como en el Vaticano, donde hay varias ofertas estilo “sáltate la cola” que pueden doblar el precio de la entrada. ¡No caigáis e informaros bien en los organismos oficiales y del lugar antes de comprar la entrada a los “vendedores ambulantes” que encontraréis por ahí!

Para finalizar, destacar que la seguridad vial es muy diferente a la de aquí y que no os sorprendáis si ignoran los pasos de cebra, así que cuidado al cruzar las calles.

Hasta aquí los consejos generales para moverse por Italia, en el próximo artículo se hablará de Roma.

 

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Member of The Internet Defense League
A %d blogueros les gusta esto: