WhatsAppea(me)

WhatsAppea(me)

Posted by

Siempre lo he dicho y siempre lo diré. Yo debí haber nacido en otra época. Llámenme rara, anticuada, cursi… lo que le den la gana, pero debí haber nacido en otra época.

Muchas veces charlando con mis padres, con mis familiares me cuentan sus anécdotas de sus tiempos más mozos, de su juventud. Qué hacían, cómo se divertían… de todo. Me parece tan bonito eso de enviar cartas perfumadas a tu amado. Bueno, quizá eso tampoco sea de la época de mis padres (años 80), pero sí se llamaban, porque a ver quién tenía el valor de llamar por teléfono fijo al pibe que te molaba a sabiendas que alguno de sus padres lo podía coger. Porque claro, recuerdo que móviles no existían.

O que vinieran a tocarte al timbre y que detrás del telefonillo se escuchase un : ¿”baja a jugar Fulanito?” Se jugaba a las canicas, a los cromos, a la peonza, a las Nancys, a la goma, a la comba, a la pelota, a balontiro, a ¡churro va! con sus tres palabras mágicas que eran churro, mediamanga o mangotero. Cuando la frase infalible del ligoteo en la discoteca de turno era “¿Estudias o trabajas?” y ha sido sustituido por “¿Me sigues en Instagram?”, o el deseo de que fuera lunes, sí lunes, porque en el kiosko salía la super pop con un montón de pósters que decoraban las paredes de tu habitación y tus carpetas de colegio.

Cuando los calimochos te lo tomabas porque te apetecía y no para hacerte una foto por puro “postureo”. Eran otros tiempos, otra época. Ahora cada vez que subes al metro te encuentras a todos los pasajeros con la mirada pegada a una pantalla. Lo mismo ocurre cuando vas a un bar a tomarte una caña y ves que se han perdido las sonrisas entre clientes, la espera a ese alguien a que se suba en tu parada, porque estamos tan concentrados y conectados en un mundo, quizá irreal, que nos olvidamos que la verdadera vida se encuentra en todo lo que nos rodea.

Supongo que esto no es culpa de alguien en sí. Considero que hemos sido “obligados” a llegar a este extremo de adicción y constancia virtual. Con obligados no digo que nadie nos ponga una pistola en la sien diciéndonos que nos hagamos WhatsApp, o que debamos contestar al instante o que no dejemos el doble check en azul. No. Para nada me refiero a eso.  Me refiero a que la propia sociedad nos ha ido obligando a su uso por el miedo al aislamiento. Porque al principio de toda esta tragicomedia, cuando solo unos pocos tenían WhatsApp, los demás que no éramos partícipes de esa tecnología, nos sentíamos con miedo a que alguien se olvidara de nosotros por no permanecer en un grupo de no sé cuántos miembros. O por el temor de que no nos tuvieran en cuenta, o dejar de encajar por simples tonterías.

Yo por mí, ojalá el WhatsApp no hubiese existido, puesto que este también ha fomentado las relaciones tóxicas entre los adolescentes, el por qué no me contesta, y mira con quién habla y demás barbaridades. Considero a su vez, que hoy en día los más jóvenes, los pre y adolescentes que comienzan a empatizar con estas tecnologías, tienen que tener la cabeza muy bien amueblada. Que no les consuma los celos, ni las paranoias, y que tengan relaciones sanas, saludables y para nada tóxicas. Porque últimamente están consumiendo una de las mejores épocas en algo que jamás recuperarán.

Abran la mente, sonrían al pasajero que se siente a su lado en el metro, guíñenle el ojo al camarero de la barra que les ha atendido, queden con sus amigos para hablar y no para mirar la red social de no sé quién. Desintoxíquense, enamórense, disfruten, no se amarguen, vivan la vida antes de WhatsApp.

The following two tabs change content below.

Alba Saez

Latest posts by Alba Saez (see all)

One Comment

  1. No creo en absoluto que la responsabilidad del uso, desmedido o insano que se hace de las rrss sea por las propias rrss. Sino nuestro. El miedo al aislamiento ha existido siempre, no depende de las rrss, sino de la persona, de su formación de su madurez.
    La diferencia es que existen personas conscientes de que las rrss están para usarlas, comunicarse etc.. el mal uso que se hace de ellas en formas de narcisismo infantil ( selfies) es voluntario, como lo es ser vegetariano.
    Evidentemente en personas por desarrollar, en la juventud es más fácil caer abusos, obsesiones, pero eso la locura ya existía antes de los 90, la gente ya era paranoica, celosa…
    pero ahora se publica.
    Nadie obliga a nadie, es uno mismo el que. Prefiere ceder por falta de carácter, no?
    Miren mi face… ahh que o tengo, tampoco foto en el was, tampoco el check azul, ni la última hora de conexión, eso se llama privacidad, y de momento las rrss aún nos dejan gestionarla.
    Cuando no pagas por le producto…eres tú a quien están vendiendo… no olviden esa frase..

    JAlx

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: